IRPH

¿Qué es la Cláusula IRPH de los préstamos e Hipotecas?

El llamado IRPH es un índice que consta en las Escrituras de Préstamo Hipotecario, y que constituye un porcentaje con el cual se calculan los intereses de un préstamo Hipotecario en España. Es uno de los indicadores que utilizan las entidades financieras de España para actualizar las hipotecas con tipos de interés variable (junto al Euribor y al CECA). El Banco de España publica cada mes los diferentes índices mediante una media de las diferentes ofertas del mercado hipotecario inscritas por los bancos y cajas de ahorros.

Durante años, fue la alternativa más utilizada a la hora de suscribir préstamos Hipotecarios, junto con el Euribor. Se estima, que más de 1,5 millones de personas en España tienen su Hipoteca referenciada a éste índice, promocionado por las entidades financieras y por el propio Gobierno, como la alternativa perfecta al Euribor, por su carácter más “estable”. Nada más lejos de la verdad, como se verá a continuación. 

Inicio de la problemática tras la Crisis económica en España. 

Con el estallido de la crisis económica en España, a raíz de la burbuja inmobiliaria existente y de la quiebra de Lehman Brothers, muchas de las entidades financieras de España quebraron, y las que no, siguieron comercializando de forma totalmente dolosa Hipotecas referenciadas a este índice. 

Fue entonces cuando, mientras la gran mayoría de las Hipotecas de España bajaban, por el desplome del Euribor, se comprobaba entonces que el IRPH, no bajaba, dejando a los miles de afectados, con unas hipotecas que suponían un coste mucho mayor que las referenciadas al Euribor. 

El IRPH ofrecía tres modalidades diferentes: Bancos, Cajas de Ahorro y la totalidad de las Entidades.

  • IRPH de bancos: es la media de los préstamos a tres años concedidos por estas entidades.

  • IRPH de cajas de ahorro: se calcula según las ofertas hipotecarias de las cajas de ahorros.

  • IRPH del Conjunto de Entidades: se calcula teniendo en cuenta todas las entidades.

El cálculo de dicho ÍNDICE se realiza por las propias entidades realizando una media simple (no ponderada) de los intereses que las entidades han ofrecido para sus préstamos hipotecarios. Un cálculo totalmente manipulable, que ha provocado un escándalo entre los miles de afectados, llegando incluso el Banco de España, a confirmar dicho carácter manipulable en una consulta realizada por un Juzgado en un procedimiento Judicial en curso. 

Es decir, para su cálculo, no se recogen los datos que las entidades ofrecen y pagan TODOS los clientes españoles, haciendo una media ponderada, sino que es la media de los tipos de interés que OFREEN las entidades, aunque solo sean aceptadas por un cliente. Al mismo tiempo, no se hace distinción alguna entre las entidades más potentes, con miles de sucursales, y otras más pequeñas, que puedan tener poco presencia en España, agravando aún mas el engaño y la estafa mayúscula para con los clientes, totalmente desconocedores de dicha realidad. 

Así las cosas, frente a un Euríbor que lleva desde 2012 en terrenos próximos a cero o incluso en negativo, el índice IRPH ha ido cotizando entre el 3,5% y el 2%. 

Desaparición del IRPH e índices sustitutivos.

A mayor abundamiento, en fecha 1 de noviembre de 2013, el Gobierno, eliminó dos de dichos índices mediante la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. Ello supuso la desaparición de dos índices de referencia hipotecaria: el IRPH de Bancos y el IRPH de Cajas. Los titulares de hipotecas referenciadas a estos valores vieron como fueron sustituidos por otros, en función de las condiciones que se especificaran en la escritura de cada préstamo hipotecario a título particular.

En la actualidad, se están dando numerosas sentencias favorables en los Juzgados de España, declarando la abusividad de dicho índice y la sustitución de dichos índices, completamente abusivos, por el Euribor + 1, e incluso en algunos supuestos, dejando la hipoteca libre de intereses, posibilidad contemplada por la legislación española. 

Consúltenos su caso particular. 

Anuncios