Legal & Bancario - By LEX-IT ABOGADOS - tEL. 645 90 87 06

Despacho de Abogados especializado en Derecho Bancario y Financiero

LEY DE 2ª OPORTUNIDAD

SÍ, ES REAL. PUEDE CONSEGUIR LA EXONERACIÓN TOTAL O PARCIAL DE SUS DEUDAS.

La ley de segunda oportunidad no es nueva pero sí relativamente novedosa en España. Sirve para exonerar o cancelar deudas y “poner el contador a cero” otra vez.

Después de un procedimiento notarial y judicial, el afectado puede volver a empezar de nuevo, sin estar atado a las deudas, y condenado a trabajar en la clandestinidad, y con el miedo de los embargos de todo tipo.

La medida es el equivalente de los procesos concursales y de bancarrota en empresas, sólo que llevado al ámbito personal y de los autónomos. Está regulada por la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social. En este enlace puedes ver el pdf de la Ley de Segunda Oportunidad según se publicó en el BOE.

El esquema es el siguiente:

¿Quién puede acceder a esta LEY y al MECANISMO DE SEGUNDA OPORTUNIDAD?

La Ley de Segunda Oportunidad está diseñada principalmente para ciudadanos particulares y para autónomos. A partir de ahí, cualquier persona que cumpla con los requisitos de la segunda oportunidad podrá acogerse a ella.

El nombre se debe a que la cancelación de la deuda permite empezar desde cero a estos colectivos, que hasta 2015 debían sí o sí el pago de sus deudas con todo su patrimonio, tanto presente como futuro.

Requisitos para beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad

El texto legal establece las condiciones que deben darse para poder iniciar el proceso. Básicamente hay tres condiciones para acogeré a la segunda oportunidad para eliminar la deuda.:

  1. Acreditar que no se tiene patrimonio para hacer frente a las deudas o que éste ya se ha liquidado. La vivienda tiene una consideración especial, como veremos más adelante.
  2. Además, las deudas obligaciones totales no podrán superar en ningún caso los 5 millones de euros.
  3. La buena fe del deudor.

¿Qué deudas se pueden cancelar?

La Ley de Segunda Oportunidad no elimina todas las deudas. El artículo 178bis aclara que se podrán cancelar las deudas ordinarias y subordinadas y la parte exceda de la garantía en un crédito privilegiado. En otras palabras, la deuda pendiente después de la subasta y ejecución de un inmueble.

Lo que no se contabilizarán son las nuevas deudas que se hayan contraído después de iniciar el proceso. Si te sigues endeudando, la Segunda Oportunidad no computará esa nueva deuda.

¿Qué ocurre con las deudas con Hacienda y la Seguridad Social? Una de las últimas sentencias sobre la Segunda Oportunidad afecta directamente este tipo de deudas. En concreto, una sentencia del Tribunal Supremo en Julio de 2019 permite la exoneración de hasta un 70% de las deudas contraídas con las Administraciones Públicas.

En otras palabras, ahora el juez puede decidir también condonar parte de las deudas con la Seguridad Social y con Hacienda para los autónomos que se acojan a la Ley de Segunda Oportunidad.

¿Qué pasa con las deuda durante el proceso de segunda oportunidad?

¿Hay que seguir pagando las deudas al acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad? La respuesta rápida es sí. Iniciar el proceso no cancela la obligación de seguir pagando los préstamos, créditos y demás deudas. Se puede solicitar la congelación de los pagos, pero el juez puede denegarlo.

No ocurre lo mismo con los embargos. Una de las ventajas de la Ley de Segunda Oportunidad es que sí se paralizan los embargos y ejecuciones hipotecarias. Mientras dure el proceso no podrán embargarte ni vender tu casa, aunque si no pagas, la deuda seguirá creciendo.

¿Cubre la Ley de Segunda Oportunidad las hipotecas?

El texto indica que quedan fuera de su aplicación las deudas garantizadas con prenda e hipoteca. Sin embargo, esto no quiere decir que la Ley de Segunda Oportunidad no se aplique a las hipotecas.

Y es que la Ley sí afecta a la cantidad restante por pagar del préstamo después de la ejecución hipotecaria. Para que lo entiendas mejor, según la legislación española, si tras subastar tu cada el banco no obtiene suficiente dinero como para saldar la hipoteca, seguirás debiendo dinero. Es decir, si compraste tu casa por 300.000 euros, te va mal, el banco te la quita y la subasta por 200.000 euros, todavía deberás 100.000 euros.

La Ley de Segunda Oportunidad pone fin a esa situación. En el concurso consecutivo se puede cancelar el 100% de esta deuda aplicando lo que sería una dación en pago de facto. Es decir, puedes perder tu casa, pero te aseguras que la deuda quedará 100% cancelada.

En este sentido, la Ley de Segunda Oportunidad puede ser una vía de escape para quienes hayan perdido su casa pero sigan arrastrando deudas por la hipoteca o quienes no quieren perder su casa por las deudas que tienen al margen de la hipoteca.

Consúltenos su caso particular.

Anna Valls – Abogada

Tel. 645 90 87 06

avalls@lex-it.cat

A %d blogueros les gusta esto: