VALORES CONVERTIBLES en ACCIONES

¿Qué son los Bonos o Valores “Convertibles”?

Un valor o bono convertible, es un producto Financiero que la entidad ofrece, y por el cual, el cliente deposita su capital a la entidad durante cierto tiempo, a cambio de cierta rentabilidad, y vencido este periodo, pasará el cliente a convertir su inversión en acciones de la entidad.

Lo más importante que hay que mirar es si la conversión del bono en acciones es voluntaria, a decisión de la persona que compra el bono convertible, u obligatoria.

Son casos de conversión obligatoria, los de los llamados “VALORES SANTANDER” (cuya conversión obligatoria se produjo en 2012), y recientemente, los “BONOS DE BANCO POPULAR”, cuya conversión obligatoria se producirá el próximo 25 de noviembre de 2015. En ambos casos, en el momento de conversión obligatoria del producto, ha supuesto la pérdida de la inversión para miles de familias, que en general, solo pretendían obtener cierta rentabilidad con algún producto bancario.

Al ser la conversión obligatoria, debemos decir que este producto, comercializado habitualmente como un producto de renta fija, se trata en realidad de un producto de renta variable (conversión en acciones). Se les llama también Híbridos. Porque antes o después la persona que compre el bono pasará a tener, sí o sí, acciones. Los bonos obligatoriamente convertibles son, por tanto, productos de renta variable, no de renta fija, y no deberían venderse como productos de renta fija, sino de renta variable. Los bonos obligatoriamente convertibles son una forma enrevesada de comprar acciones.

No son aptos para personas o familias con un perfil conservador, dado que es necesario tener una experiencia más o menos avanzada en la compraventa de productos bursátiles. Lejos de la realidad, como ya es sabido por todos, fueron comercializados a familias y ahorradores, con un perfil muy lejano a dicha materia.

Son numerosas también las Sentencias favorables por la mala comercialización de este tipo de productos.