https://elpais.com/economia/2018/11/02/actualidad/1541188726_081061.html

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Pamplona ha condenado al Banco Popular a reintegrar 4,5 millones de euros a un empresario que perdió su fortuna tras contratar dos contratos financieros atípicos (CFA), productos muy complejos y de alto riego. El cliente tenía en el banco la consideración minorista y, por lo tanto, era “merecedor del mayor grado de protección”, según establece la sentencia, que ha sido recurrida. Sin embargo, no recibió información adecuada.

El viacrucis bancario le costó a Pedro Gómez la salud y el patrimonio. Prefiere no revelar su nombre real, para preservar su intimidad. Confió al Popular los 4,5 millones obtenidos por la venta de la empresa familiar, y no solo perdió casi la totalidad, sino que contrajo deudas próximas a los dos millones de euros haciendo uso de la financiación que se le ofreció para que invirtiera casi todo su patrimonio. Durante años, el empresario vivió convencido de que su dinero estaba a buen recaudo, generando rendimientos, hasta descubrir su ruina.

Contacte con nosotros si tiene un producto como el presente:

Tel. 93 026 79 89

Móvil 645 90 87 06