Esta semana hemos tenido consulta por un crédito concecido por la mercantil GEDESCOCHE.

Esta empresa de crédito privado, se publicita con que dan créditos a la gente, a cambio de realizar un AVAL sobre su propio vehículo.

Sin embargo, lejos de la realidad, lo que se hace es vender su coche a la empresa, que ésta compra por el importe del crédito por el que se ha valorado el coche. Y luego se hace de forma paralela, un arrendamiento sobre su propio vehículo.

Las condiciones, son difíciles de comprender para un particular, y utilizan la desesperación de la gente, para endosarles un tipo de crédito completamente abusivo, por el cual el cliente acaba pagando unos “intereses” completamente desorbitados, hasta el punto que casi superan el importe del capital “prestado” inicialmente.

¿Qué se puede hacer?

Reclamar la nulidad del contrato por error en el consentimiento del cliente (en varias ocasiones el cliente no tiene ni idea de lo que está firmando, ya que el contrato tiene unas cláusulas opacas y oscuras), o en su caso, la nulidad del contrato por usurero.

Consúltenos su caso particular:

Anna Valls – Abogada – Tel. 645 90 87 06

E-mail contacto: avalls@lex-it.cat